Español

Llamamiento a la huelga feminista el 8M 2022

Nota: Somos una unión de diversos grupos por el paro y alianzas feministas, que se conectan a nivel nacional y trabajan de manera autónoma a nivel local. No estamos de acuerdo en todos los asuntos. Esto se puede apreciar a través de la variación de terminología o formas de expresión a lo largo de este llamamiento. 

Explotades, invisibles, no/mal pagades. ¡Nos declaramos en huelga! Unides contra el patriarcado y el capitalismo

 ¡El 8 de marzo, el día internacional de la lucha feminista / de las mujeres / de la lucha de las mujeres y queers, llamamos a la huelga!

Somos mujeres / mujeres*/ FLINTA* (Frauen = mujeres, lesbianas, personas inter, no binarias, trans y agénero). Nosotres rendimos la mayoría del trabajo no remunerado en lo privado, ganamos menos, nos vemos más afectades por la pobreza en la vejez y la violencia de género aumenta desde hace años. Además, existen estructuras sociales desarrolladas y establecidas a través de la historia, racistas y clasistas, por las cuales muchas de nosotres se ven oprimides de manera múltiple. Encima, estamos en plena crisis climática mortal, la violencia racista se intensifica en Alemania, el régimen fronterizo europeo se hace cada vez más brutal, el odio antisemita aumenta de nuevo y la política neoliberal nos lleva a salarios estancados, escuelas en mal estado y reducciones de las prestaciones sociales mientras el alquiler y los precios del consumo cotidiano no dejan de subir. ¡Esto no puede continuar así!

¡Para defendernos de estas condiciones y crear presión económica y social se necesita la huelga feminista! A nivel mundial personas feministas luchan para un mundo mejor y unidas se declaran en paro. Tomád con nosotres la ruta hacia la huelga general feminista para una sociedad solidaria.

Expolotades, invisibles, no/mal pagades

Nuestro trabajo hace funcionar la sociedad y se lleva a cabo en condiciones precarias y no solo desde la pandemia de covid. Criar a los niñes, cuidar emocionalmente a amigues y familiares, hacer las tareas del hogar o cuidar de familiares son trabajos en el ámbito privado que llevamos a cabo mayormente nosotres. Pero también las ocupaciones en la guardería, en el hospital, en la residencia de ancianes o en la asistencia a personas con discapacidad, las realizamos principalmente nosotres y sobre todo, las mujeres / FLINTA migrantes entre nosotres, quienes a menudo trabajan en unas condiciones aún más precarias. Cada vez falta más personal, tiempo, material y de espacios apropiados para atender adecuadamente a las personas. Llegamos a nuestros límites físicos y mentales y no obtenemos suficiente visibilidad, reconocimiento ni remuneración.

¡Delcarad el paro feminista!

Este año vamos a organizar una huelga feminista a nivel nacional el 8 de marzo. Queremos poner fin al trabajo de cuidado no remunerado que realizamos todos los días y junto con les empleades en guarderías, centros para personas con discapacidad y otros servicios sociales, luchar por mejores condiciones de trabajo. Más de 80 % del personal en estas profesiones son mujeres / FLINTA* e incluso muches de les militantes de nuestros grupos trabajan allí. Sin embargo, no solo les empleades sienten la creciente carga en estas profesiones, sino también todes les que realizan labores de cuidado en el hogar, porque son les que intervienen cuando la guardería cierra antes de tiempo por falta de personal, cuando los familiares no reciben asistencia o no hay labor social en la escuela. En definitiva, las buenas condiciones en estas profesiones nos conciernen a todes, porque tarde o temprano todes necesitamos ayuda y apoyo, ya sea en caso de enfermedad, en la vida cotidiana o en la vejez.

Unides contra el patriarcado y el capitalismo

Estas malas condiciones son sistémicas: Las sociedades capitalistas necesitan de la opresión y la explotación de mujeres / FLINTA* para mantener bajos los costes de los trabajos de reproducción. Con esto, el tiempo y los recursos necesarios para el desempeño de las labores de cuidado (ya sea invisible y no remunerado o profesional mal pagado) se ven reducidos de tal manera que ya no es posible garantizar el bienestar de las personas, sino que meramente sirve para mantener a las personas a flote para el mercado laboral y en caso de no poder trabajar, asegurar su mera supervivencia. Así sufren les niñes, les pacientes, les clientes como también sus parientes y evidentemente les empleades, que son explotades y llevades sobre sus límites por este sistema.

¡Defendámonos de estas condiciones! ¡Dejemos a un lado nuestro trabajo juntes y salgamos a la calle el 8 de Marzo! ¡Por nosotres mismes y en solidaridad con todas las demás personas que sufren las estructuras patriarcales, racistas y capitalistas!

Solo podemos luchar por nuestra liberación nosotres mismes y solo podemos hacerlo unides. ¡Organicémonos para enfrentar el aislamiento capitalista y demostremos que somos muches! Al hacerlo, luchamos por algo más que una contribución al trabajo de cuidado equilibrada entre géneros o mejores salarios para las labores de cuidado remuneradas. Luchamos contra la violencia patriarcal y racista y por un cambio hacia una sociedad en la que el cuidado mutuo y el reconocimiento sean centrales. Luchamos para que podamos llevar una vida segura y con autodeterminación en una sociedad basada en la solidaridad.

¡Páramos juntes!

En la primera reunión nacional para una huelga de mujeres en Alemania se decidió :

Llamada a la huelga!

„Si nosotras paramos, se para el mundo.“

El 8 de marzo es el Día Internacional de la lucha de las Mujeres. Hemos estado en huelga, discutiendo y luchando por nuestros derechos y contra la opresión durante más de 100 años. Un movimiento de mujeres y queers* en huelga se está extendiendo por todo el mundo, desde Polonia a Argentina, desde Nueva York a Hong Kong, desde España a Nigeria y Australia. También vemos razones para ir a la huelga y decir: ¡Basta! Hagamos una huelga juntos el 8 de marzo!

Constantemente somos discriminadas, oprimida y explotadas. Diariamente nos menosprecian con chistes hirientes, comentarios, asaltos y violencia física. Nuestro trabajo se valora muy poco y las mujeres en Alemania todavía ganan en promedio un 22% menos que los hombres. Y no sólo eso, en casa nos encargamos de innumerables horas de trabajo educativo, doméstico y de cuidados. Algunas de nosotras también lo hacemos mal pagados en los hogares de otras personas. A menudo proporcionamos apoyo emocional a familiares, amig@s, parejas y colegas. En la vejez apenas llegamos a fin de mes con nuestra pensión, si es que la tenemos. Tan diferentes como somos, todos somos trabajadoras* porque tenemos que trabajar, ya sea con un bolígrafo, una llave inglesa, una computadora o una escoba en nuestras manos, nos paguen o no. Se espera de nosotras que hagamos este trabajo sin quejarnos, sin que nadie se dé cuenta y, por supuesto, con una sonrisa. ¡No toleraremos esto por más tiempo! ¡Estamos en huelga!

Queremos hacer huelga,

… porque queremos vivir en un mundo en el que se valore cada trabajo.

… porque ya no seremos explotadas, ni en casa, ni en el trabajo asalariado.

… porque nuestro tiempo nos pertenece y nosotras mismas queremos determinar cuándo y cómo trabajamos.

… porque exigimos que se ponga fin a la emergencia del estado de cuidado, a la falta de guarderías gratuitas, a la mejora de la partería y a los trabajos de limpieza.

… porque ya no permitimos que los trabajos mal pagados se transmitan a las mujeres y a queers* en condiciones inseguras y fuera de la ley.

… porque nosotras mismas queremos decidir sobre nuestros cuerpos y si quedamos embarazadas y cuándo o cuándo terminamos un embarazo no deseado.

… porque no necesitamos una división rígida entre mujeres y hombres, sino más bien reconocimiento y justicia de género para hombres y mujeres transexuales, no binarios e intersexuales.

… porque queremos decidir por nosotras mismas a quién amamos, si, cuándo y con quién tenemos relaciones sexuales.

… porque no queremos que ninguna de nosotras sea devaluado o criminalizado por aceptar dinero por sexo.

… porque ya no nos dejamos dictar qué o a quién encontramos bello, cómo debemos aparentar y cómo debemos vestirnos.

…porque queremos vivir junt@s de una manera que no obstaculice a nadie.

… porque ya no toleraremos que las mujeres y los queers* sufran agresiones sexuales o sean asesinadas*.

… porque queremos dejar claro que la violencia no comienza con golpes, sino con lesiones verbales, paternalismo de cualquier tipo o aislamiento del mundo exterior.

…porque no necesitamos protección de los hombres, sino el fin de la violencia. Cualquier ataque a una mujer es un ataque a todas nosotras!

… porque ya no queremos tolerar que las guerras echen a cient@s de personas y las maten todos los días, especialmente en el Sur global. El Gobierno alemán, el Bundeswehr y la economía alemana están implicados, especialmente en la exportación de armas.

… porque no debemos permitir que las personas que se ahoguen en el Mediterráneo y los que llegan a Alemania se vean privados de sus derechos, marginados y atacados.

…porque nos oponemos al alojamiento en campamentos, a las deportaciones y al acoso de las autoridades.

… porque todas tenemos el mismo derecho a la salud, la educación y la vivienda.

… porque ya no podemos quedarnos de brazos cruzados cuando la naturaleza es destruida en todo el mundo de tal manera que pone en peligro nuestras vidas. Las empresas alemanas son responsables de la explotación de los recursos naturales en muchas partes del mundo. La Huelga de Mujeres* es también una huelga por la preservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales para todos!

… porque nos oponemos a la política de derecha y al surgimiento de partidos y movimientos de derecha.

… porque nos resistimos a leyes que nos hacen desiguales, separad@s y criminalizad@s.

… porque ya no permitimos que las mujeres y l@s queers* con o sin pasaporte alemán, l@s inmigrantes* y l@s alemanes se dividan y se enfrenten entre sí.

Enfrentamos el 8 de marzo las condiciones indignas, con diferentes aciones…

…no vamos a trabajar.

…dejamos los trabajos domésticos.

…dejamos de cuidar a los demás y pensar para ell@s.

…dejamos de ir a la escuela, escuela vocacional o universidad.

… Nos reunimos y hacemos planes para nuestro futuro.

…en solidaridad con todas las personas en huelga.

Nos ayudaremos mutuamente para que todas podamos participar en esta huelga mundial. Nuestras acciones son múltiples! Habla con tus colegas, amigas, vecinas, madres, abuelas, tías y hermanas, pasen a la acción juntas! Reúnanse, conózcanse, escúchense! ¡Creemos comités de huelga en todas partes! Este es el comienzo de un movimiento creciente.

somos:

… muchas mujeres y queers* muy diferentes de diferentes contextos. Tenemos diferentes experiencias sociales y culturales. Tenemos diversos cuerpos, habilidades e historias de vida. Algunas de nosotras hemos vivido aquí durante mucho tiempo, algunas de nosotras hemos llegado recientemente. Algunas de nosotras vamos a la escuela o hacemos una formación profesional , algunas de nosotras estamos afectadas por Hartz IV, algunas de nosotras recibimos beneficios sociales o pensiones, algunas de nosotras no recibimos nada en absoluto y muchas trabajamos en diferentes profesiones. Lo que nos une es el poder de dejar de lado nuestro trabajo remunerado y no remunerado!

mujeres y queers * de todo el mundo: ¡Estamos en huelga!

Únete a nosotras!